El segundo trimestre académico suele ser mayor que los otros dos, siendo el más fructífero desde el punto de vista docente, y es el más adecuado para introducir materia nueva ya que las destrezas que permiten una mayor asimilación de los contenidos ya están afianzadas en los alumnos.

Así como el primer trimestre constituye un momento de adaptación al curso recién estrenado, el segundo pierde ese carácter preliminar, y supone ya una entrada en materia.

La evaluación del segundo trimestre debe ser objeto de una atenta lectura por parte de los padres. Aunque no debe ser motivo de angustia ni para el alumno ni para sus padres, las malas notas persistentes sí deben servir para poner manos a la obra y buscar soluciones.

Una mala nota en el primer trimestre tendría menos importancia, en el segundo un poco más, y si eso sigue en el tiempo es cuando hay que empezar a preocuparse.

Si las notas y resultados académicos no  fueron bien, no se debe desanimarse  ni “tirar la toalla”,  ya que aún estamos a tiempo de superar las materias que no se aprobaron. Ahora es el momento de recuperar, aún queda tiempo para aprobar el curso.

En Noûs Formaciones ofrecemos un servicio de apoyo escolar para Primaria, Secundaria y Bachillerato de manera individualizada, realizando seguimientos personalizados para apoyar a nuestros alumnos.

Durante las clases de apoyo, el alumno adquiere unos hábitos de estudio, siendo capaz de elaborar su propio método. Se incluye un servicio de psicopedagogía, tanto para el área académica como para el área socioeducativa.


Todavía tenemos tiempo para recuperar el curso en el segundo trimestre, afianzando los conocimientos adquiridos, planificando y mejorando los aspectos  académicos para el tercer y último trimestre.