Inglés y alemán a la vez

Existe un principio básico en el mundo del aprendizaje de idiomas, que es el siguiente: nuestra memoria es limitada, con lo que si añadimos nuevos conocimientos, una parte de los otros que ya no utilizas tanto se va a ir olvidando. O sea, que si estudias mucho alemán y empiezas a enredarte con el alemán y dejas de usar el inglés durante mucho tiempo, no te extrañe que te acabes olvidando de algún vocabulario aprendido.

Esto no tiene tanto que ver con la gestión del tiempo a la hora de estudiar varios idiomas a la vez, como ya explicamos; hay gente de hecho que estudia varios idiomas a la vez y luego es capaz de decir unas cuantas cosas en cada uno. Lo milagroso no es tanto ver a una persona que habla en 15 idiomas en 3 minutos, sino ver de cuántos de esos idiomas se acordaría dentro de 10 años.

 

Academias de inglésZaragoza

 

Por lo tanto: ¿qué tenemos que hacer si estudiamos alemán e inglés al mismo tiempo? Nuestra recomendación es que te enfoques en uno solo hasta tener un nivel avanzado. Preferiblemente, empezar por el inglés, pero todo dependerá de tus circunstancias.

En cualquier caso, escuchar mucho inglés o mucho alemán hasta que te hayas empapado bien del idioma, preferiblemente haciendo una estancia lingüística en un país donde esa sea la lengua materna.

En definitiva, que no basta con estudiar idiomas, hay que profundizar en ellos para que no se te olviden en poco tiempo; alguno de nuestros estudiantes de alemán se puede sentir tentado a utilizar el inglés en Alemania cuando no le sale una palabra. Sin duda puede ser un buen comodín, pero para aprender el otro idioma, hay que tratar de esforzarse y decirlo con las palabras que sepas.

Ten en cuenta que muchas de las personas que hablan varios idiomas cometen errores muy a menudo, ¡pero al menos son capaces de hablarlos! Se hacen entender, que es el primer paso que hay que dar para comunicarse con las personas. Así que no te preocupes si te salen palabras en alemán hablando inglés, o viceversa. Es lo más normal del mundo, incluso entre personas bilingües.

Practica ambos y trata de profundizar en ellos hasta que poco a poco te sientas más cómodo con los dos idiomas, sin que uno vaya tirando del otro.